Aside

share this post...Pin on Pinterest10Share on Facebook4Share on Google+0Tweet about this on Twitter

La importancia de nutrir diariamente tus pensamientos

Cuando los pensamientos negativos invaden nuestro diario vivir.

Cuando sentimos la necesidad de cambiar y deseamos seguir otro camino para alcanzar objetivos más grandes, siempre vienen a nuestra mente pensamientos de temor, ansiedad, minusvalía y esto hace que tal vez nos detengamos sin intentar aceptar retos más grandes por temor a equivocarnos o  fracasar.

Pues bien, en realidad los pensamientos son solo ideas que vienen y van. En ningún momento son afirmaciones u ordenes de nuestro cerebro que debamos aceptar.

¿Cómo puedo evitar pensamientos negativos?

Lo más importante es sin duda aprender a identificar que pensamientos nos producen inquietud o desconfianza hacia nosotros mismos para de esta forma eliminarlos y no dejar que invadan nuestra cabeza, impidiéndonos seguir con nuestros sueños y anhelos. Es importante reconocer y validar todos los pensamientos y dejar apartados los que nos desaniman o nos generan cierta inquietud.

Para esto es necesario cuidar y nutrir nuestro cerebro de pensamientos que enriquezcan y nos centren en las cosas que realmente llenen nuestro corazón de alegría, motivación y empoderamiento.

Una de las mejores formas de entrenar nuestra mente para tener el control y decidir que pensamiento se queda con nosotros y cuál no, es el de practicar la meditación consciente. Esta practica lo que hace es enfocarnos en el momento presente, observando reacciones que nos despiertan las labores diarias. De esta manera estamos identificando que cosas nos proporcionan bienestar y cuales no.

Acciones para nutrir nuestros pensamientos

Utiliza el poder de la imaginación y cada vez que llegue a ti un pensamiento negativo aceptálo y valóralo pero déjalo ir. De esta manera te estarás alimentando de pensamientos que realmente te enfoquen en tus metas y te proporcionen felicidad.

Te dejo una serie de acciones que estoy segura te pueden ayudar a nutrir tu pensamiento.

  • Deja de pensar que todo lo que esta en tu mente es producto de la realidad.
  • Practica el momento presente, poniendo especial cuidado a las actividades que te proporcionan tranquilidad.
  • Identifica que cosas, personas, situaciones te generan pensamientos negativos y trata de evitarlas.
  • Revisa tus creencias, ya que si siempre has pensado que no existen los milagros nunca tendrás uno y seguirá siendo así.
  • Sonríe, la sonrisa tiene un efecto sanador y aumenta nuestra vibración energética. Un buen ejercicio es pararse frente al espejo y sonreir.
  • Practica la visualización, es una excelente técnica de personas exitosas. Imagina todo lo que deseas, con detalles ¿Qué sentimientos llegan a ti? ¿Te sientes contenta?¿En qué lugar te encuentras? 

Los pensamientos de baja energía que nos debilitan entran en la categoría de la
vergüenza, la ira, el odio, la censura y el miedo. Cada uno de estos
pensamientos nos debilita y nos impide atraer lo que deseamos a nuestra vida. Si
nos convertimos en lo que pensamos y lo que pensamos es que el mundo anda
mal y en lo enfadados, avergonzados y temerosos que nos sentimos,
lógicamente actuaremos con esos pensamientos desagradables y nos
convertiremos en lo que pensamos. Cuando piensas, sientes y actúas
bondadosamente, tienes la oportunidad de ser como la fuerza de la intención.

Parrafo extraido del libro El poder de la intención del Dr. Wayne Dyer

Te puede interesar..

Andrea Arias Cruz

Sobre Andrea Arias Cruz

Madre a tiempo completo, emprendedora de negocios digitales, creadora del blog QiBranding, seguidora de las redes sociales. Encontré mi pasión en el marketing de contenido, una alternativa efectiva para las empresas que desean posicionar su marca. He creado QiBranding para impulsar a los emprendedores y personas independientes a implementar su estrategia web y compartir conocimientos.

A %d blogueros les gusta esto: